Los Diablos Danzantes de Yare.

Los Diablos de Yare es la manifestación cultural religiosa más importante del país, celebrada todos los años el jueves de Corpus Christi, donde los promeseros de la localidad salen a danzar por el pueblo de San Francisco de Yare a rendir honor por los favores concebidos al Santísimo Sacramento del Altar.

Origen:

Cuentan nuestros ancestros que en la época de la colonia cuando las grandes haciendas eran trabajadas por los esclavos (negros traídos desde áfrica e indígenas capturados durante la conquista), hubo un año de mucha sequía. Esta situación empezó a inquietar a los esclavos que tenían miedo a las represalias de los dueños de las tierras (los españoles) por perder la cosecha. Preocupados empiezan hacer rituales y peticiones a sus dioses para que lloviera, pero pasaba el tiempo y no pasaba nada. En aquella época los españoles los adoctrinaban con la fe católica, por lo que los esclavos decidieron recurrir al Santísimo Sacramento, ya que sus dioses y rituales no los ayudaban, quizás Jesús en la Eucaristía (el ídolo de los españoles) si podía. El día de Corpus Christi del año 1749 empezó a llover torrencialmente, los cultivos se salvaron, se dieron buenos frutos y la cosecha fue abundante. A partir de esa fecha se celebra la danza en honor al Santísimo Sacramento del Altar (manifestación netamente religiosa), la matemática exacta dice que, nueve (9) jueves después del jueves santo es jueves de Corpus, día de los Diablos Danzantes en toda Venezuela.

Los Diablos Danzantes de Venezuela nacen de la mezcla de tres culturas, la indígena, la africana y la europea, cada uno de ellos incorporo elementos que los identifican y definen. Durante la danza se utilizan las maracas, que es un elemento que representa a nuestros indígenas; el tambor, la danza y las máscaras son representativos de la cultura africana y la religión es el aporte de los europeos.

Vestimenta:

Los Diablos de Yare no siempre fueron rojos, en sus inicios utilizaban trajes coloridos como otras cofradías. Fue a partir de 1948 que empiezan a utilizar traje unicolor, cuando son invitados para la toma de posesión de Rómulo Gallego como presidente y para el evento les donan rollos de tela roja para la confección de todos los trajes. Cabe destacar que todos los hombres visten completamente de rojo (camisa, medias y pantalones), así como la Primera, Segunda y Tercera Capataz mujer y camisa blanca con falda roja (las promeseras rasas), ambas medias rojas.

Todos los promeseros llevan tres cruces de palma bendita que colocan, la primera en el lado del corazón (que significa Jesús antes de mi), en la espalda (Jesús después de mi) y la tercera en el manto de la máscara. También llevan rosarios, campanas (anunciando la presencia de Jesucristo) y el mandador (que genera respeto).

Máscaras y Jerarquía:

Al principio las máscaras no eran tan coloridas y las formas que predominaban eran: el perro, el cochino y la bruja, con el pasar de los años los artesanos fueron incorporando nuevos personajes y diseños, así como paleta de colores.

  • Las máscaras solo pueden ser utilizadas por los promeseros hombres para bailar (las mujeres necesitan la autorización de los capataces y solo pueden usarla para bailar en un altar permitido).
  • La Jerarquía en los promeseros hombres se identifica por la cantidad de cachos que lleva su máscara.
  • Primer Capataz: lleva una máscara de cuatro (4) cachos que significan los cuatro (4) puntos cardinales y lo identifican como la mayor autoridad dentro de la cofradía.
  • Segundo Capataz, Tercer Capataz y los Arreadores: utilizan máscaras con tres (3) cachos que significan la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo), los tres reinos (agua, vegetal y animal).
  • Promeseros rasos: usan máscaras con dos cachos (2), que significan dualismo de cada persona, el bien y el mal.
  • La Capataz mujer (Primera, Segunda y Tercera) se diferencian de las otras promeseras solo por su vestimenta toda roja. La primera mujer Capataz fue nombrada en el año de 1910.

Rol de la mujer dentro de la Cofradía:

En la antigüedad tanto las mujeres como los hombres tenían el mismo rol dentro del baile de los diablos danzantes (Leer ¿Por qué a la mujer no se le permite tener el mismo rol dentro de los Diablos de Yare?). En la actualidad se encarga de la protección de los niños promeseros, la preparación de los altares y la logística de los dias de la danza.

Fuente: Ernesto Herrera, presidente de la cofradía de los Diablos Danzantes de Yare.